Archivo de la etiqueta: Adelgazar

¡Ocho meses!

martin

8 meses hace ya que Martín llegó. ¡Qué fuerteeeeeeeeeeeeee! Recuerdo que empecé mi blog de embarazada (que es algo que está muy de moda, soltar tus rollos de preñada) cuando estaba solo de 8 semanas. Quién me lo iba a decir, entonces ni siquiera se me notaba y ahora tengo un aberroncho de 8 meses que campa a sus anchas por donde pasa. O mejor dicho, por donde le llevamos, porque el pobre lo que viene siendo autonomía no es que tenga mucha todavía. Como diría Jesulín, dos palabras… ¡IM-PREZIONANTE!

Vino a este mundo el 20 de marzo, el mismo día que mi amigo Juanjo, algo que me inquieta profundamente, porque es un tío muy raro y vete tú a saber si eso tiene algo que ver con la fecha. Debo decir que me lo puso muy fácil para salir, teniendo en cuenta que soy la persona con más miedo al parto que he conocido jamás. Pero que nadie confunda el “me lo puso fácil” con “no me dolió”. Dolió. Y dolió mucho hasta que llegó la epidural, que para eso era un parto y no un paseo por las nubes.

Así que, tras unos meses de adaptación, algunos problemas con la lactancia (dar el pecho también duele al principio, por si no os lo han dicho. De nada. A mí nadie me lo dijo. Gracias), un idilio total entre madre e hijo (más de la madre que del hijo; a veces creo que no le termino de caer bien) y algunas cosas más que os iré contando, creo que ha llegado el momento de dar la cara y presentar a mi mondongo. Y, por qué no, presentarme yo también. Así que… tachán tachán… los de las fotos de arriba somos nosotros. Él, con algunos kilos menos que ahora, y yo, con algunos más (aunque el retorno a la oficina está sirviendo para empezar a atisbar aquella persona que un día fui). Ahí Martín tenía solo 4 meses, pero me encanta que sea la que ilustre el blog porque aparece tal y como es: gordo, repanchingado y feliz. Y yo… pues lo mismo: gorda, repanchingada y feliz.

Así que… we’re back! Y esta vez él ya es una persona completa, que aunque aún no tenga voz, probablemente su voto sea el más decisivo a la hora de sacar adelante este blog. Hasta la semana que viene!

PD: Incluyo también un dibujo de Martín que le hizo su prima cuando nació, para que veáis la artista que tenemos en la familia. Lo clavó la tía… especialmente en el color de ojos… que más marrones no los puede tener…

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest