¿Niño o niña?

tripaPerdonad mi ausencia, pero tengo muuuuuuuuuuucho trabajo (lo cuál es buenísimo) y cuando acabo Martín ocupa el 100% y al final termino derrengada cual ballena varada en el sofá o en la cama.

Todo sigue viento en popa a toda vela. Estoy en la semana 23, y en la eco de las 20 nos dijeron que estaba todo bien. Tuvimos un susto previo, pero que os contaré en el próximo post porque este lo quería dedicar a desvelaros el sexo de este nuevo retoño.

Bueno, en primer lugar, confirmar que solo es uno porque hace unos días alguna de vosotras me preguntó. Afortunadamente. Me muero si llegan a ser dos. O no. Mejor no saberlo nunca. En segundo lugar, confesar que, a diferencia de muuuucha gente  que dice que el sexo del bebé le da igual y que solo quieren que “venga sano” (como si una cosa tuviera que ver con la otra y los demás quisiéramos que tuviera algún tipo de malformación) , a mí no me daba igual. Yo quería una niña con todas mis fuerzas.

Le hablaba en femenino, solo pensaba nombres de niñas y en ningún momento se me cruzó por la cabeza la posibilidad de que pudiera ser un niño. Le llaman instinto maternal. Eso que se nos presupone a todas las mamis y que, definitivamente, yo no tengo porque… ¡ES UN NIÑO!

Este lechoncito debió oírme y partirse la caja pensando “pero esta flipada, ¿qué dice? menuda lumbreras me ha tocado en suerte…”. Igual que su hermano Martín, que no concebía la idea de que pudiera ser una niña. Estoy segura de que aunque ese hubiera sido el caso, él la llamaría Ramón, nombre en el que está empeñado y que a día de hoy aún sigue creyendo que le vamos a poner (jamás!).

Así que nada, me quedo con las ganas de lazos, vestiditos y futuras tardes de compras del brazo de mi hija. Pero, por favor, que nadie me diga “lo siento” o “a la tercera…” porque YO ESTOY FELIZ. Una cosa es tener una preferencia y otra muy distinta disgustarme porque sea lo contrario, ya que me considero la mujer más afortunada del mundo por haber llegado hasta aquí (y más cuando nadie daba un duro por mí), de saber que todo va bien y de tener la certeza de que Martín va a tener el mejor compañero de juegos del mundo. Con él también quería una niña y ahora no puedo ni imaginarme un segundo sin él. Y lo mismo con este (que no es que sea despectiva, es que le llamo así porque aún no tenemos nombre): si ahora me dijeran que es una niña, les diría que nanay, que me devuelvan a mi niño.

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

12 comentarios en “¿Niño o niña?

  1. Me alegro que todo marche tan bien. Yo cuando me quedé embarazada de Lucas también quería niña, bueno yo y todos los de mi alrededor estaban convencidos de que era niña, pero algo en mi me decía que era niño.
    Cuando nos confirmaron que venía Lucas la cabeza me hizo “click” y ya sólo quería niño, a que fuera niño le encontraba ventajas por todo. Y ahora si algún dia me vuelvo a quedar embarazada preferiría otro niño. Otro bruto para que juegue con su hermano.
    Un beso y cuidaros mucho!

  2. Mi deseo más grande de todo el.mundo y mi alma siempre desde que jugaba a las muñecas, fue : ser mama de un varon! Lo contrario a ti!

    Las niñas nunca me han gustado, me parecen fastidiosas y estresantes, quizá porque nunca tuve una buena relación con mi madre, no lo se.

    Gracias a Dios la vida me cumplió mi gran deseo, sino creo que me hubiera frustrado muchísimo, llego mi tan ansiado varon, pero llego con paquete, llego de la mano de otro niño y una niña, si! Tuve trillizos!

  3. Enhorabuena!!! felicidades ya no por tu niño, si no por tu embarazo!! Y un niño para Martín será genial! (Aunque también lo hubiese sido una niña) Yo llevo intentando quedarme embarazada año y medio, y ahora estoy en espera de tratamiento de fertilidad. Y aunque me encantaría quedarme de una niña, a un niño no le querría menos. Lo importante es haber llegado hasta ahí!
    Felicidades y disfruta al máximo, sabiendo lo que cuesta…. Un abrazo. Gemma

  4. Afortunadamente vivimos en tiempos mejores, en relación a aquellas épocas en que sí resultaba una decepción que saliera de un sexo en lugar de otro… bueno, aún quedan algunas geografías en que se dan semejantes ejemplos de prehistoria… pero tienden a ser menores.

    Así que eso, genial que sea un niño, como si hubiera sido una niña. Y GENIAL que estés feliz 🙂

  5. Yo también estoy embarazada y te sigo muy emocionada. Muchísimas felidades por el niño. Tengo un niño y una niña y espero que este toque niño porque sinceramente, son mucho mas formalitos. jejeje.
    Al comentario de arriba de la cigüeña azul, me he sentido muy identificada contigo. Tengo mellizos y es maravilloso y a la vez estresante. Por no hablar de que tengo que comprar siempre doble y de 2 sexos: 2 gorritas, 2 peleles, 2 biberones, 2 faldones de bautizo, 2, 2, 2… jijiji.

  6. Yo soy de las que pienso en femenino constantemente y aun no estoy ni buscando, imaginate! Mi sueño es tener una niña. Las adoro, me encanta jugar con ellas, hacerlas sentir lo mas bonito del mundo y que pueden llegar a ser lo que quieran.
    Pero odio, jugar a las batallas y los disparos y dinosaurios… En casa todos dicen que yo traeré un niño, porque si, porque me va a tocar.
    Y jo.. si lo pienso ahora , pienso en desilusión, pero al leerte a tí, creo que será tal cual lo cuentas tú.
    Me dará igual!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− 5 = uno