Llegó el momento de buscar cole

Preparándose psicológicamente para el próximo año

Preparándose psicológicamente para el próximo año

En esas nos hayamos hoy por hoy: en busca del cole ‘perfecto’ para Martín. Que digo yo, ¿no podríamos dejarlo en la guardería hasta que le saliese barba? Primero porque a mí me viene fenomenal tenerlo en mi trabajo. Y segundo porque esta sensación de “seré yo? seré yo?” en el reparto de plazas no me deja ni dormir.

Pero, ¿dónde van estos niños con 3 añines al cole, eh? Porque, si mal no recuerdo, en mi época se empezaba con 4. ¡Si no les llegan ni los bracitos al culete! ¿Por qué no se pueden quedar un poquito más solo con 14 niños en el confort de la guardería, donde dejan a los papis llevarles hasta la puerta de clase (y, a veces incluso, más) y se les lanza ya a esa jauría humana llamada colegio? Recuerdo que pasé las mismas angustias cuando iba a empezar la guardería, pero entonces no tenía sobre mí el yugo de la escasez de plazas y no sabía que hay tortas para entrar en un colegio que merezca la pena. Las guarderías te pueden gustar más o menos, pero en realidad es muy fácil meterle en la que te interese o en otra similar.

Pero ahora es harina de otro costal. Conseguir que entre en un colegio público o concertado bueno sin tener hermanos en el centro, ni una discapacidad, ni haberle llevado a la guardería de al lado, ni mil y una historias más, es prácticamente misión imposible. Nosotros tenemos lo mínimo que se puede tener: los puntos por cercanía. Y a correr. Así que así vivimos (vivo): angustiada ante la perspectiva de que no lo admitan en ningún colegio de los que nos gustan, tardando dos horas en dormirme pensando los pros y los contras de pedir plaza en este o en aquel.

A mí me encantaría llevarle a un colegio privado (que no creo que lo haga, porque el tema económico a largo plazo es otra historia), por una razón fundamentalmente. Y es que, aunque soy partidaria de la educación pública (que quede claro), no la veo adecuada para niños de 3 y 4 años. A partir de esa edad, perfecto. Pero,  desde mi punto de vista (repito: desde mi punto de vista, escasa experiencia y humilde opinión) en un colegio privado o concertado están más pendientes de los chiquitines que en uno público. Pero también es verdad que no puedo decir esto con verdadero conocimiento de causa, porque no tengo ningún hijo en el cole y me baso simplemente en los que he visitado en el último mes, tanto públicos como privados, y lo que me han prometido en unos y otros.

Así que, a falta de un mes para que se abra el plazo, yo estoy ya que me tiro de los pelos. No sabemos aún donde irá, porque además mi marido opina de una manera y yo de otra. Y mientras, Martín está feliz solo de pensar que va a ir al cole de mayores y jugando con la grúa en el parque a que lo está construyendo. ¿Cuál será el desenlace? Ayyyyy

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

14 comentarios en “Llegó el momento de buscar cole

  1. Ahí Alicia como te comprendo. Yo lo pase el año pasado, aqui se puede escolarizar con dos años. Las vueltas que le di al tema, yo no quería mandarle, después de dos años las 24 horas del día juntos se me hacia cuesta arriba. Pero ahora estoy súper contenta, son 13 niños en su clase y le han tocado todos sus amiguitos del parque. Estamos encantados! Ahora te tocan momentos de incertidumbre, yo hasta que no me le admitieron no dormí tranquila… Pero ahora se que me quedan muchos años de tranquilidad en ese sentido. Un beso

    1. Hola Mara, es que 13 niños en clase es una maravilla. En la guardería están así y encima con dos profesoras (al menos en la nuestra). Pero aquí los colegios tienen una media de 28 niños por clase, una profesora y, con suerte, un auxiliar para cambiar a los que puedan tener escapes. Que esa es otra: si alguno se hace pis a la hora de comer, tiene que esperarse porque ese auxiliar suele ser el mismo que vigila el comedor.
      Qué suerte que ya no tienes que buscar cole!!

  2. Hola,te entiendo perfectamente,yo también pasé por lo mismo el año pasado,estaba obsesionada por encontrar el mejor cole ,pero la realidad era que no me puedo permitir un colegio privado,y menos teniendo en cuenta que suelen estar a las afueras y habría que sumar gastos de transporte y comedor ,así que al final pudo la parte práctica,elegimos un cole cerca de casa de mis padres,que lo cuidan la mayor parte del día,y de camino a mi trabajo,y cómo por esa época estábamos buscando piso,nos lo compramos justo al ladito,me asomo a la ventana y veo la puerta del cole.Ahora estoy encantada porque como trabajos todo el día al tener el colegio tan cerca puedo exprimir al máximo el tiempo con mi hijo,además es un colegio muy pequeñito y familiar,y aunque pueda tener algunas carencias en las instalaciones el profesorado es estupendo.

  3. Hola Alicia, me encuentro en la misma situación que tú. Tengo una niña de 2 años y medio y llegó la hora de decidir cole.
    En nuestro caso tenemos 2, uno concertado y otro público, los dos cerca de casa. Y cual es mejor de los dos? Pues ahí estamos intentando averiguarlo.

    Soy además profe de Audición y Lenguaje, y trabajo en coles públicos y especialmenteen la etapa de Infantil,y puedo asegurar que en todos ellos se ha proporcionado una educación de calidad, haciendo hincapié en el desarrollo de los niños en cuanto a autonomía, expresión oral..etc
    Sólo he trabajado en un cole concertado y en ése concretamente no me gustaba la metodología, que consistía en mucho trabajo de fichas pero supongo que no todos los concertados trabajan asi, ADEMÁS, tanto si es público como privado, la clave está en la persona que le toque como docente, si se implica con los niños, si sabe transmitir, si le gusta su trabajo, si tiene buenos valores, si disfruta con los niños, si es inteligente, responsable..etc etc..Son en definitiva muchos factores que ayudarán a la persona a ser un buen maestro/a y buen ejemplo para nuestros hijos/as.
    Lo que también me parece importante es conocer los recursos de los que dispone el centro, me parece imprescindible un aula de psicomotricidad bien equipada, que dispongan de pizarra digital en el aula, que los profes sepan manejar las TICS, que tengan espacios abiertos con luz natural,etc .
    Y doy por hecho que en los concertados también disponen de dichos recursos ( o no) Son cosas a tener en cuenta.
    Igual las pocas diferencias que se encuentran entre un concertado y uno publico es que en el concertado le limpien el culo y lo cambien de ropa cuando se hace pis por encima y en el publico llamen a los padres para que lo hagan ellos, aunque no siempre es asi tampoco, porque yo personalmente soy de las que limpian y cambian a los niños pero he trabajado con maestros que se negaban a ello, puesto que consideran que está fuera de sus competencias. Por lo tanto, también hay que tener esto en cuenta porque si trabajais los dos, madre y padre, como es nuestro caso, y estamos lejos del cole, ésto resta puntos desde luego. Está claro que el control de esfínteres hay que llevarlo ya controlado de casa, pero el desarrollo evolutivo de cada niño es diferente, unos maduran antes y a otros les cuesta mas, y el hecho de entrar en el cole y empezar a ser mas autónomos, supone un cambio brutal para ellos, por lo que incluso aquellos que vayan ya con este aspecto controlado incluso pueden sufrir regresiones.
    bUF..menudo rollo que estoy soltando..mi intención no era esa..Sólo quería dar mi punto de vista como profe y mama que tiene las mismas preocupaciones que todas.
    Desde luego que hay muchos mas factores a tener en cuenta a la hora de elegir cole que no se centran sólo en el niño sino también en la comodidad de los padres ( proximidad, horarios.extraescolares, etc) y las propias circunstancias familiares..Asi que nada, lo que toque que sea bueno para ellos principalmente..
    Un saludo

    1. Hola Eva. Gracias por tu comentario. De rollo nada! Me ha pasado lo mismo que a ti con algún concertado: que veo que trabajan demasiado basados en textos y fichas, fomentando muy poco la creatividad. Y estoy completamente de acuerdo en lo de que, tanto en públicos, como privados o concertados, todo depende del profesorado que te toque. Yo muchas de mis opiniones las baso en lo que me cuenta una amiga, profesora de infantil de una escuela pública, y ella es la primera que dice que con 3 años los niños son muy chiquitines para estar 28 en clase con solo una profesora y un auxiliar compartido. Muchos ni siquiera han ido a guardería y se encuentran de repente allí como pollo sin cabeza. Pero es verdad que todo depende del niño, del profesor y de los medios que tenga la escuela. Muchas veces, nos cuesta más adaptarnos a los padres que a ellos. Pero sí, para mí a esa edad, es más importante que le limpien el culo y esté emocionalmente bien atendido a que le enseñen a sumar. Un beso!

  4. Hola Alicia como te entiendo, el año pasado pasamos por lo mismo, que incertidumbre ya que solo contábamos con los puntos de domicilio. Cuando salieron las primeras listas que angustia porque había delante tantos niños que optamos al famoso sorteo. Al final entro pero por los pelos y ahora estamos muy contentos con el colegio que por cierto es público. Al principio da un poco de miedo porque ves que son tan pequeños para hacer cosas solitos pero piensa que aprenden muy rápido. Fueron unos días horribles, no pensaba que se podía pasar tan mal.

    1. Qué bien, Eva! Me alegro de que estéis contentos con la elección. Yo creo que en realidad estoy exagerando con tanta angustia, pero no puedo evitarlo!

  5. Promovamos juntos en las chicas, chicos y sus familias un estilo de vida diferente a través de la unión familiar y teniendo el juego como protagonista de esta gran aventura, donde se diviertan aprendiendo juntos; valores, idiomas, sus derechos, el cuidado de las mascotas y el medio ambiente.

    ¡Qué tal si nos unimos y juntos promovemos; Los juegos, las grandes aventuras, la unión y el aprendizaje en familia!

    Continúa compartiendo y disfrutando esta gran aventura; hagamos que llegue a más chicas, chicos y sus familias. /

    https://www.youtube.com/watch?v=pmMdqUjCT8o

  6. Buenos días Alicia. En la misma línea que el resto de los comentarios he de decirte que el cole depende mucho de su profesorado. En todos los coles públicos o privados habrá profesores que te gusten y profesores que no. Yo en mi caso fui a un colegio concertado al que ni de broma mandaría a mis hijos. Eran muy elitistas y yo pertenecía a la “clase baja”. Mis hijos van a un colegio público, pero porque valoré la cercanía del centro, los horarios, su proyecto educativo, etc. También valoré en su momento el número de alumnos pero con mis hijos tuve suerte y a pesar de que la ley permite 25 alumnos por aula, son 19 y 14 en la clase de cada uno. Creo también que es importante que los niños vayan al colegio a su zona para hacer amigos donde viven (que yo no los tuve). Ya ves que cada mamá y cada papá valoramos unas cosas diferentes, peeeeeeeero todos queremos lo mejor para nuestros hijos. Ya para acabar decirte que en mis tiempos eramos entre 35 y 45 alumnos por aula y tengo 37 años!!!

    1. Hola Ana! Yo soy un poquito mayor que tú y éramos 42 niños en clase. Pero también es verdad que empezábamos con 4 años, no con 3, que aunque pueda parecer una tontería para mí ese año de diferencia es muy importante. Opino igual que tú en cuanto al tema del profesoriado y en que la cercanía es muy importante. Ahora mismo Martín viene a la guardería de mi trabajo y está hasta las narices de comerse una atasco todas las mañanas, y encima se tiene que levantar más temprano. Es cierto que todos queremos lo mejor para nuestros hijos, pero sobre todo queremos no equivocarnos. Besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


cinco − = 1