De vuelta

¡Hola a tod@s!

¿Qué tal por estos lares? Son muchos meses los que he estado desaparecida y, en realidad, no tengo una razón de peso para justificar mi ausencia. Simplemente no he estado lo suficientemente motivada para seguir con el blog. Me he visto en un punto en el que ni yo consideraba que aportase nada interesante con los post ni estos me beneficiaban a mí en nada.

Sin embargo, me olvidaba de algo que es más importante de lo que pensaba: escribir siempre ha tenido un efecto balsámico en mí (qué literario a la par que hortera me ha quedado esto). Así que aquí estoy de nuevo, con una entrada un poco más seria que en otras ocasiones, pero con ganas renovadas.

Aunque Martín aún no ha cumplido los 3 años, siento que ya quedaron atrás los días de bebé y ahora nos enfrentamos a los de la educación real. Pero también veo que me necesita más que nunca y que tengo que demostrarle si estoy a la altura de la circunstancias. Pero, en este sentido, me siento un fracaso absoluto.

Tengo claro que la fuente de nuestros problemas ha sido una desastrosa retirada del pañal, que continúa siendo nuestro mayor calvario. Lo que debería haber sido un proceso natural y placentero, se ha convertido en una C-A-G-A-D-A por nuestra parte. Así, con todas las letras. Como os conté aquí, empezamos en verano y dimos marcha atrás, pero más tarde lo volvimos a intentar ante señales supuestamente claras de que estaba más preparado. De otra manera, con más tranquilidad y sin agobios. Y, cuando parecía que todo estaba hecho… de nuevo hemos dado dos pasos hacia atrás. Y  esto ha traído consecuencias en otros temas: a la hora de dormir, de comer e, incluso, de respetar normas y límites, unido a un enmadramiento que empieza no parecerme normal y del que todo el mundo me culpa.

No sé muy bien porqué ni qué ha pasado, pero sí que siento que mi (nuestra) inexperiencia ha estado estrechamente unida a un mal asesoramiento por parte de la guardería. Me he (hemos) dejado llevar y no he hecho caso a mi instinto de madre, confiando en gente que realmente no conoce a mi hijo como yo. Y esto no me lo perdono. Porque siento que estoy haciéndole sufrir innecesariamente. Porque veo que ha cambiado y ya no es dulce y amoroso. Y porque últimamente me repite más de la cuenta “mamá, es que todavía soy pequeño”. Y me parte el corazón. Le estoy fallando, porque no sé ayudarle y porque con este tema no he empatizado con él de la manera que debería.

Veo otras madres que parecen tener claro siempre qué les pasa a sus hijos y como actuar en cada momento. Yo no. Intento todas las técnicas. Paso de la firmeza al diálogo, del enfado al mimo. Trato de escucharle más y mandarle menos. Reforzarle en positivo y, a veces también, en negativo. Y nada da resultado. Pero cuando llega la noche y me llama llorando para que me meta en la cama con él, no puedo ni quiero dejarle, a pesar de la rabia que me da que antes se  dormía solo y ahora no…

IMG_1264

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

23 comentarios en “De vuelta

  1. PRIMERO QUE NADA , DECIRTE QUE NO SABES LAS VECES QUE HE ENTRADO EN TU BLOG CON LA ESPERANZA DE QUE HUBIERAS ESCRITO , ME ENCANTA LEERTE, ASI QUE YA SABES CONTINUA HACIENDOLO PORQUE SI QUE VALE LA PENA (TE LO DICE UNA QUE TIENE UN BLOG Y HACE MAS DE UN AÑO QUE NOS ESCRIBE POR FALTA DE TIEMPO Y GANAS).
    Por otra parte , no tienes que culparte de como estas educando a tu hijo , cada una lo hacemos como buenamente podemos, simplemente disfrútalo, cada niño lleva su ritmo.
    Mi hijo tiene la misma edad que el tuyo , duerme conmigo le doy pecho y tiene una mamitis de locura y a mi me encanta .Aunque me caen criticas por todos los lados!!!!

    1. Hola Patricia! Mil gracias por tu comentario. Me hace muchísima ilusión saber que hay gente a la que le sirve de algo que escriba y cuente mis paranoias mentales. Yo también he entrado en tu blog varias veces, ¡y me encanta! Así que anímate a seguir escribiendo, a contar cosas de tu peque y a enseñar esa casa preciosa que tienes. Besos!

    2. ¡Me encantas! Pienso como tú. No le doy pecho pero soy una moñas en todos los aspectos.
      Y el niño me adora y le encanta esos momentos de ñoñería en casa. Luego es chicote pero entre nosotros hay una relación especial (por supuesto que ADORA a su padre).

      A la mínima lo meto en la cama y las siestas que puedo los dos juntos por supuesto. Nos bañamos juntos, nos damos besos en la boca y más cosas que la gente le encanta criticar.

      Me siento culpable día sí día también por todo. Si hace frío a ver si pasa frío, y sino a ver si ha pasado claro. A ver si…a ver si… y así siempre.

      Pero ME DA IGUAL. Porque como tu dices, cada madre educa lo mejor que sabe. Todas pensamos en lo mejor para nuestros hijos.
      Y esta edad se pasa volando así que A DISFRUTARLA.

      http://beita-elrincondebeita.blogspot.com.es/

  2. Hola! Lo primero de todo quítate de la cabeza de que lo estás haciendo mal, y que le estás fallando. Lo haces lo mejor que puedes y tu eres la mejor madre para el porque le quieres con locura y quieres lo mejor para el. A veces se comenten errores y lo importante es aprender de ellos y seguir el camino. Todas las madres tienen dudas, muchas veces no sabemos que les pasa y como ayudarles,… nos pasa a todas… Acoge los consejos pero guíate de tu instinto que para eso lo tenemos. Anímate! todos los niños tienen etapas y pasan por diferentes estados… el que devoraba los pures de repente te das cuenta que no quiere ni verlos, el que dormía bien empieza que no quiere dormir, el que era tranquilito le da por ser el diablillo de la casa… son etapas, evoluciones, hay que irse adaptando y intentar encarrilarlas de la mejor manera posible y con mucho mucho cariño y paciencia…
    Todo forma parte de la aventura de ser padres… No sufras, disfrútala y dale muchos achuchones a tu niño.

    1. Muchas gracias, Ana. Es cierto que todas intentamos hacerlo lo mejor que podemos, pero parece que salimos del paritorio con el complejo de culpa tatuado de por vida. Siempre piensas qué podrías hacer para mejorar la situación y muchas veces te encuentras tan perdida que no sabes por donde tirar. En fin, te agradezco los ánimos!!

  3. No sabes cómo te entiendo. No debess culparte de nada porque no es en absoluto por tu culpa, haces lo mejor que puedes y sabes y de corazón. Te animo a que escribas te leemos y nos encanta.si te sirve d consuelo mi hija de tres años no se duerme sino es conmigo al ladito.un besazo

  4. Por supuesto, todos tienen etapas y seguro que lo haces lo mejor que puedes.
    Pronto esto se encaminará y seguro que enseguida te saldrá una preocupación nueva 🙂 así parece que funcione esto de ser mamás!

  5. Alicia los niños no traen manual de instrucciones, y a las mamis primerizas no nos dan un manual de instrucciones. Tu lo estas haciendo genial por que lo haces lo menor que puedes, y por que no hay nadie en el mundo que quiera más a Martín que tu.
    Estoy totalmente de acuerdo en que a veces escuchamos a los de fuera, profetas, abuelas…pensando que saben más que nosotras y hacemos oídos sordos a nuestro instinto. Y esto te lo digo por que a mi también me ha pasado. Si Martín necesita que duermas con el y a ti te apetece, que más da lo que digan los demás! Si necesita más mimos, pues habrá que dárselos, si yo tengo 34 años y de vez en cuando me gusta que me los de mi madre como no lo van a pedir unas criaturinas de casi 3.
    Escucha a tu instinto y a nadie más y seguro seguro que lo vas a hacer bien.
    Y por aquello de mal de muchos… Yo también he pasado esa fase.
    Un beso enorme de Mara y Lucas

  6. He entrado muchisimas veces en tu blog con ganas de q hubieras actualizado. M gusta como escribes y t puedo asegurar q aportas cosas. Mi hijo tiene tres años y medio…un poquito mas q martin. Y si algo tengo claro es q la maternidad son dudas y aprendizaje continuo. No creo en maternidades perfectas y en niños perfectos. Ni en formulas magicas para q coman…duerman…o no se hagan pipi. La maternidad es un continuo pasito para alante,pasito para atras…lo q hoy funciona…mañana no…lo q hoy parece superado al dia siguiente es un super problemon otra vez. Y quien tiene la culpa?nadie alicia…lo hacemos lo mejor q podemos y sabemos. Es tan dificil acertar a veces…y mas escuchando a quiem cree siempre poseer la razon absoluta. No t culpes ni t flageles. Lo haces genial y eres una campeona. Y un dia martin se dejara de hacer pis y ni t acordaras de esa epoca…y volvera a dormir solo…y hasta echaras de mnos dormir con el. Un abrazo enorme.yolanda

    1. Qué maja eres, Yolanda. Da gusto leer a gente que reconoce que no hay materminades perfectas, como dices, y que esto es un pasito pa’lante y otro pa’trás. Es que es tan fácil a veces sentirse sola antes estas situaciones!

  7. Las veces que te he leído, me gusta, porque hablas como lo haría cualquiera de nosotras, con confianza…
    Yo creo que a veces es necesario respirar y pensar que crees tu que es lo mejor para tu guagua… Honestamente tengo 27 años y tengo 2 peques y debo admitir que la mayor parte del tiempo NO TENGO IDEA de lo que hago… Sólo pienso con amor y asumo cuando me equivoco y al final del día hago un resumen y me doy cuenta que no son malos niños, son amorosos y cada uno ha tenido su propio tiempo… Debes tener más fe en ti

    1. Hola Claudia. Desde ya, me arrodillo ante ti. 27 años, dos niños y, por lo que parece, mucha sensatez! La que te aseguro que me faltaba a mí a tu edad. Tus peques sí que tienen suerte!

  8. Hola soy Jimena
    Te acabo de descubrir y me acabo de leer todos las entradas, y no solamente me ha encantado y me siento totalmente identificada contigo,sino que tambien me pasa que en esas cientos de noches que no descansas bien porque estas pensando que hago mal?en que puedo mejorar ? soy buena madre? o por lo menos con mi intento de serlo lo logro?
    Mi bebe tiene 20 meses y habla muy poco, pero se hace entender a las mil maravillas y ahora tengo que empezar tema chupete y solo pensarlo me da mucha pena , no puedes llegar a imaginar lo que le gusta cuando se lo enseño hace una carita😃😃😃, luego risotada y por ultimo un Largo UMMMMMMMMM y eso me mata de amor. Tu bebe como lo lleva?
    No he escrito jamas en ningún blog no solamente porque lea muy pocos , por falta de tiempo y quizás también porque no se redactar nada bien , hablo bien jajajja pero no consigo exponer bien la ametralladora de cosas que quiero contar
    Bueno no me enrollo mas , Gracias por tu Blog y espero volver a leerte prontito
    Besos desde Barcelona

    1. Hola Jimena! En el próximo post voy a contar cómo le hemos retirado finalmente el chupete. Pero te adelanto que no ha sido hasta que no ha tenido 33 meses y hemos visto que los paletos se le estaban echando hacia delante. Besos!

  9. Hola Alicia!! Por fin has vuelto!! Mi hijo es un poco más pequeño que el tuyo y siempre entraba a ver tus entradas para leer tus historias, porque las leía y meses más tarde mi hijo hacia lo mismo, entonces era como ver el futuro que le esperaba. Siempre escribías las historias con humor y alegría. Pero en este último post, veo un poco de tristeza y desesperacion. Alicia, no digas que estás fallando como madre, porque tú también estás aprendiendo a serlo y todo lo que hagas lo harás por el bien de tu hijo. Y hagas lo que hagas lo harás bien. No dejes que nadie te juzgue como madre. Te mando ánimos para que sigas con el blog que a muchas nos gusta y nos ayuda. Ojalá sigas contando tus historias con esa gracia de siempre. Un beso fuerte!

    1. Hola Hiedra! Muchas gracias por tus palabras. Es verdad que este post era un poco más serio y algo triste, pero yo sigo siendo la misma y, aunque a veces una también necesita desahogarse, todo esto sirve para coger impulso. Un beso!

  10. Una reflexión…Yo tengo una niña que el mes que viene cumple 3 años, yo como tú en el tema del pañal estaba tan perdida y tenia tanto miedo que sinceramente vi como mejor solución dejarme llevar y asesorar por la profe de la guarde. Mi experiencia no ha podido ser más positiva (le estoy tan agradecida que le hice un regalo por ello..),fíjate cómo somos las madres que yo me culpo muchas veces de que haya sido otra persona y no yo que que la conozco mucho mejor, la que haya hecho prácticamente todo el trabajo . Tu frase : “Me he (hemos) dejado llevar y no he hecho caso a mi instinto de madre, confiando en gente que realmente no conoce a mi hijo como yo .Y esto no me lo perdono.” me ha hecho reflexionar…debería perdonármelo yo??o como a mi me ha “salido bien la jugada” soy mejor madre??? DEFINITIVAMENTE NO.
    A mi tu blog me ayuda mucho, gracias.

    1. Hola Susana! Por supuesto que no, no me malinterpretes. Tú confiaste en alguien que, o bien sabía más del tema o bien conocía a tu hija bastante bien. En mi caso siento que la persona que me asesoraba se basaba en una opinión generalizada de los niños, sin tener en cuenta que cada uno es un mundo y tiene su propio proceso madurativo. Pero de esto me percaté tarde. Además, que no ha sido solo con el caso del pañal, sino que hemos tenido algunos desencuentros por otros temas y esto me ha llevado a reafirmarme en lo que digo. Gracias!!!

  11. Me encanta leerte, entro semanalmente en tu blog, mi niña tiene la misma edad que Martín, y desde tu/mi embarazo estamos juntas en las mismas “cosas”. El pañal, la piscina, la lengua de trapo…si hemos comprado los mismos “cacharros” para los pequeños… Siento decirte que, salvando las distancias de nuestras distintas realidades, me siento igual que tú…Nuestro fracaso el chupete y escuchar demasiado fuera y no dentro de casa… le he eché en su momento la culpa a la famosa etapa de los 2 años, pero creo que algo estoy haciendo más, no llego o no conecto o no la entiendo…es la primera vez en mi vida que escribo en un blog… pero es como si hubieses sido yo la que escribía.

    1. Hola Victoria! ¿Para ti tu niña es lo primero e intentas hacer las cosas lo mejor que sabes y puedes, verdad? Pues ya está! Todas somos humanas, no nacimos enseñadas y, además, lidiamos con personitas, con su propia personalidad. No son robots y, por tanto, lo que a una le funciona, a otra no. Ánimo, que seguro que poco a poco todo encuentra su sitio. Un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− 1 = seis