¿Quién se ha dejado la radio puesta?

IMG_0788

Parece enfadado, pero no. Está hablando con el árbol

Cuando Martín cumplió dos años, como si se hubiera actualizado a la versión 2.0, se soltó a hablar. Ya decía sus palabritas y se hacía entender bastante bien. Era un alivio que te dijera si tenía frío, si quería jugar o si no le apetecía algo.

Pero lo que sucedió a raíz de ese cumpleaños fue algo que a día de hoy continúo sin explicarme. Empezó a hablar a lo bestia, sin control. De día. De noche. Por la tarde. Cuando se despierta. Cuando vamos en el coche. Cuando come. No calla. Te cuenta, te pregunta, te chilla, te niega…

Le subes la persiana y cuando aún no la has soltado ya te está preguntando “¿hoy vamos a la guardería?”. Y empieza su retahíla “he visto un señó que tiene una moto y me quiero subí y es roja y tiene do rueda y quiero que me ciompres una iguá” en un bucle infinitito.

Y si no tiene nada que decir, se lo inventa, pero siempre tiene conversación. Excepto cuando le mencionas el pañal, claro está, que ahí se queda calladito y se hace el orejas. Pero lo mejor son las expresiones y que a veces hasta nos corrije a los mayores. Si le dices “siéntate en la mesa” te contesta “perdona, en la mesa no, en la silla?”. ¿Perdooonaaaaa? ¿Perdoooona has dicho? ¿Pero qué tipo de reviejo eres tú y qué has hecho con mi hijo? Y ahora incluso se atreve a elegir la selección musical que tenemos que escuchar en el coche “Mandona, mamáaaaaaaaaaa, pon a Mandonaaaaa, que quites la radioooooo”.

Reconozco que me parto de risa al oírle y que me lo paso mucho mejor con él ahora que antes. Me encanta que me cuente que su muñeco Pepito es chica y que KicoNico es chico, y cuando le digo que si Pepito es chica hay que cambiarle el nombre a Pepita, entonces decide que no, que es un chico, pero que el nombre no se lo cambia. O que los patos se han ido volando a buscar a su mamá y por eso tenemos que echarle el pan a los “peses”.

Y, aunque hay momentos en los que agradecería un poquito de silencio (especialmente a las 8 de la mañana)… ¿quién puede resistirse?

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

5 comentarios en “¿Quién se ha dejado la radio puesta?

  1. jajajajaj.. como me he reido. Te entiendo a la perfección, mi hijo al año empezo habalr y ya no a callado…. es como una taladradora y ahora con dos años y medio, estamos en el momento y porque? y esto como es hace? y, y, y, y… que al final le dices pq si, pq lo dijo yo.
    Pero yo tembien me rio un monton con el, son tan divertidos

  2. Ahí Alicia que envidia me das! Lucas se hace entender pero hablar conversaciones nada de nada. Eso si habla sin parar y a veces como no le entiendo se coge unos rebotes…

  3. Hola como te entiendo!!!! Mi pequeña con 3 años es igual, hay días que va en el coche y no calla, jajaja me río tanto con sus conversaciones….. Lo “peor” es cuando ya estamos su padre y yo “derrotados” por la noche y ella sigue bla, bla, bla …. Bsts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ siete = 11