A dormir con papá y mamá

IMG_0624

Sentada protesta ante el momento apagado de luces

Antes de nada, quería agradeceros la acogida que ha tenido el post de retorno de la semana pasada. No esperaba que me ibais a leer tant@s! Así da gusto y se coge con más ganas.

Hoy continúo con las consecuencias que nos ha traído esa retirada fallida del pañal. Y es que, no sé si por el estrés que le ha supuesto o porque ha coincidido con una etapa concreta de su desarrollo, el caso es que mi chiqui, que desde los 4 meses se ha dormido siempre solo, ahora nos reclama tooooodas las noches para que nos acostemos con él. “Duermes conmingo, mami?” (conmingo, así tal cual; porque no hay manera de que diga conmigo) es la frase más escuchada a partir de las 9 de la noche.

Antes llegaba la hora de acostarse y él mismo enfilaba hacia su cuna, te daba un beso, cogía a sus muñecos y te decía hasta mañana. Le apagabas la luz, cerrabas la puerta y ya no había niño hasta el día siguiente. Muchas veces no le leíamos ni cuento porque se dormía en cuanto apoyaba la cabeza en la almohada. Y madre y padre dábamos saltos de alegría y a perder el tiempo en chorradas.

Pero ahora… ay. Ahora sabemos que nos espera una larga travesía hasta que caiga en los brazos de Morfeo. Que ahora quiero bazos, que si me cuentas un cueto, dos, tes… que la lus encendida, que quiero ir a la cama… ¿Dónde quedó aquel Nenuco que me habían traído los dioses?

Y además, se despierta muchas veces durante la noche llorando y llamándome. Sé que no son terrores nocturnos porque está perfectamente despierto y lo único que quiere es que le llevemos a nuestra cama. Pero no paro de preguntarme la causa de este cambio tan radical. ¿Habrá sido realmente por el pañal? ¿O puede que algo en un determinado momento le haya dado miedo y no quiere quedarse solo ni a mal ni a bien?

Aunque todas las noches intentamos que duerma en la cuna, al final acabamos echándonos uno de los dos con él en nuestra cama hasta que se duerme (pasamos de estivillizarle). Luego le llevamos a su habitación, pero si se despierta de madrugada, vuelta al lecho conyugal.

Vamos a probar a pasarle ya a una cama de mayores, a ver si así está más cómodo y le apetece quedarse allí tranquilito. Pero dudo que sea la solución. Ay, es tan duro haber saboreado las mieles del sueño reparador durante dos años y ahora volver a atrás!

¿Algún consejo que no implique abandonarle a su suerte hasta que caiga rendido?

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

22 comentarios en “A dormir con papá y mamá

  1. Hola! Puede ser por lo del pañal pero no lo creo, puede ser una fase o etapa diferente. Quieren descubrir mundo… le gusta estar calentito con sus padres…La cuestión es superarla o por lo menos conseguir que duerma donde vosotros os sentís cómodos. Si queréis que duerma con vosotros perfecto y si no pues dejarle en su cuna y acompañarle hasta que prácticamente se duerma (nadie dijo que sería fácil). Te recomiendo que leas un poco el blog Susurradora de bebes. De todas maneras, todo pasa y todo se supera, llegará el día en que no quiera ni dormir en la misma casa 😉 jajaja. Animo. Un saludo.

  2. Hola, no has probado ponerle una playera tuya a un muñeco de el para que sienta tu aroma y así no se sienta solito en su cama??? Esto lo puso en práctica una amiga su nene se despertaba y pedí a gritos que ella estuviera con el, ella resolvió que al ponerle la blusa que había traído durante el día estaba impregnada de su aroma se la ponía a su muñeco y lo colocaba junto a el y antes de que el se despertara ella retiraba el muñeco, para que su nene no se diera cuenta que ella no había estado con el. Puedes intentarlo y ver si te da resultado, saludos!!!!

    1. Hola María! Eso lo hacía cuando era muy bebé, pero ahora ya sabe pedir lo que quiere y me reclama a mí físicamente, no le valen “engañifas” jeje. Un beso!

  3. Hola Alicia, son etapas y lo mismo que ha empezado pasará, con nuestra pequeña nos ha pasado, incluso aún con 3 añitos hay alguna noche que se viene con nosotros. Mi madre me dice que mis hermanos y yo fuimos así; como nos entraba la “mania” se nos quitaba. Así que paciencia que todo pasa, igual es que en la cuna ya no está cómodo. Nosotros la pasamos a la cama de mayores cuando cumplió los dos años. Besos

  4. Hola,

    probablemente será algún tipo de cambio que está asimilando, ten en cuenta que cada vez hay que adaptarse más rápido a un mundo cada vez más cambiante.
    Será una etapa, la cuestión es a ver cuanto dura?…
    Ya nos contarás, nosotros aun estamos en la etapa de pañal!

    Saludos,

  5. Hola Alicia
    Yo acabó de pasar a Lucas a la cama y esta feliz. En la cuna no tenía suficiente espacio y dormía mal por eso. Ahora en la cama duerme genial. Ya verás como enseguida vuelve a dormir como un ángel!

  6. Jajajaja…..lo que has tenido la suerte del siglo desde el primer día y ahora…..
    A mi niño desde los 6 meses lo dormimos en nuestra cama y después lo llevamos a la suya….imposible que se duerma sólo! ya hemos probado de todo!!! y en la guarde se duerme todos los días sólo al segundo de echarlo….éstos niños saben mucho!!

  7. Hola. Te leo prro nunca escribo. Hoy lo hago porque he pasado 15 dias de infierno y se lo k es. Alejandro cumple los dos ños en noviembre xo desde finales de julio duerme en cama grande xk no cogía en la cuna. El dia k empezó la guarde empezó a despertarse cerca de 4 veces llamandome y llorando. Algo inusual en él. Así 15 dias en siesta y d noce. Despues de investigar un montón resulta q. Los dos años los bebés empiezan con pesadillas k no con terrores. Las pesadillas secaceleran en un periodo de estres::en mi caso guarde, en tu caso pañal. Hoy hace dos noches k duerme como antes, genial. Solo ha necesitado relajarse. Ahhhh y se m olvidaba a los dos años salen las ultimas muelas q duelen mas k ninguna. El culete de Alejandro era un poema.

    1. Hola Loli! Sí, Martín ha pasado también unos días muy malos con las muelas, todo el día babeando y con la barbilla hecha un drama. Si es que no nos damos cuenta muchas veces, pobrecitos míos!

  8. Yo creo que son etapas que tienen que pasar,mi hijo también se dormía estupendamente solo y ha estado todo el verano viniendo en plena noche a dormir con nosotros,al final decidimos que lo mejor era dejarlo y descansar todos,porque llevarlo de nuevo a la cama era una pelea.Ahora estoy temblando,porque como nos acabamos de comprar un piso y estamos de reformas estamos viviendo en casa de mis padres,y mi madre lo duerme todos los días,pero cuando vaya a mi casa me tocará la pelea del siglo para que vuelva a írse solo a la cama,porque para mi que trabajo todo el día y tengo otro bebe el que se duerma solito me da la vida.

  9. Hola que identificada me veo al leer tu post, el mio tambien tiene dos añitos y le ha pasado exactamente lo mismo, le hemos pasado a una cama grande y parece que estamos viendo un poco la luz, pero tambien le cuesta un monton dejarse atrapar por morfeo, yo creo que son etapas y que todo pasara, y que tenemos que tener paciencial

  10. Hola! No sabes cuanto te entiendo! Con nuestra niña nos pasaba lo mismo, desde el primer mes de vida durmió toda la noche, es más la despertaba yo para las tomas…. uno regalo divino!!! Ella tomaba su bibe de la noche después de baño sobre las 21h y a las 21.30h como muy tarde ya estaba durmiendo… es más ella nos pedía el chupete e ir a dormir, lo único que necesitaba era que la llevase y darle la mano, pero nada ni 5 minutos. Toda la noche durmiendo y nosotros felices de la vida!
    De repente a partir de Julio todo cambia…. y no sé porqué. Le costaba dormirse, se despertaba mil veces por la noche y claro ella tiene ahora 22 meses y yo estoy embarazada del segundo bebé de 7 meses ya y era horrible!!. Al principio hicimos lo que tú, llevárnosla para nuestra cama pero claro al final mi marido se iba a dormir a otra habitación porque Olivia no para de moverse. inicialmente eran unas horas pero acabó siendo desde el principio de la noche: “allí, allí!!” decía señalando nuestra habitación.
    Un día tomamos una decisión radical (nunca seguí ningún método y menos el estivil) Meterla en su cuna e ir varias veces diciéndole cosas tipo “tienes que dormir” “papá y mamá tienen que dormir en su camita y tú en la tuya” etc etc…. Ella lloraba sin parar pero poco a poco iba dejando de llorar hasta que caía rendida y se dormía. Lo segundo que hicimos fue apagar el interfono (menuda liberación!) así aunque me llamase si no era importante ni me enteraba y ella acababa de nuevo durmiendo…. Estuvimos unas 3 noches así, hasta que de repente todo ha vuelto (poco a poco) a su cauce………. (y toco madera!!!)

    Dormir para las mamás es super importante y sobretodo la calidad del sueño y para mí más aún que estoy embarazada….. al principio me sentía fatal pero de verdad que es mejor para todos…

    Te cuento mi experiencia, no significa que vaya a funcionar pero que no sea por no haberla compartido.

    Un beso!

  11. Mucho animo y mucha paciencia,supongo que sera una fase en la que necesita mas contacto fisico por lo que sea,haceis genial en dejarlo con vosotros,seguro que en cuanto se vea seguro vuelve a su camita;la peque aun duerme con nosotros en su cuna pegada a la cama por siempre ha sido de despertarse muchas veces y es mas practico para nosotros el colecho,pero ahora que esta mejorando estamos pensando en pasarla a su camita donde ya duerme las siestas,a ver que tal jeje
    Besos

    1. Yo es que le tuve que sacar de nuestra habitación cuando cumplió 1 año porque cuando sonaba mi despertador para irme a trabajar el pobre se despertaba. Pero por mí le hubiera dejado a mi lado hasta los 14!! Besos!

  12. Hola Alicia!! ¿qué tal?
    Comento en este post porque de él precisamente quería hablarte. Ya se que es de hace un tiempo (yo lo leí en septiembre cuando lo publicaste) pero me quedé tan preocupada por tu nene que pasó de dormir perfectamente a pasarlo tan mal de la noche a la mañana, que llevo meses acordándome de ti…
    El caso es que acabo de terminar de leerme “Bésame Mucho” de Carlos González. Yo tengo un bebé de casi 11 meses y en muchas cosas este autor me ha ayudado mucho. Sus consejos son bastante buenos (para mí) y resultan muy esperanzadores y de gran ayuda.
    El caso es que terminando el libro he leído una sección “Cuándo y cómo quitar los pañales” y me ha venido a la mente este post que escribiste en septiembre.
    Pensando, pensando, he imaginado que vuestros problemillas con el sueño se habrían resuelto (espero y estoy convencida de que así habrá sido).
    De no ser así, el pediatra lo dice bastante claro, el niño no estaba preparado para dejar el pañal por el momento y simplemente reclama abrazos, besos y mimos de papá y mamá para “sobreponerse” de este pequeño bache. Con muchos mimos y acudiendo por las noches o en el momento que él lo necesite a calmar sus inquietudes o llantos, en poco tiempo volverá a su vida y su rutina normal. Estos mimos y especial cuidado que requiere le hacen sentir que estáis con él, que lo comprendéis y que siempre que os necesite acudiréis si tiene un problema o se siente mal por algo. Reforzáis así su confianza y su autoestima. En esencia el cariño y amor hacia los hijos es lo que divulga el pediatra. El título del libro habla por sí solo “Bésame mucho”, jejeje.
    En fin, se que llego a destiempo pero puede que alguna madre preocupada con el mismo problema lea tu post y encuentre la solución en esta respuesta que hoy te doy. O lo mismo no, quién sabe! Toda ayuda es poca…
    Un abrazo!

    1. Hola Bea!!
      Gracias por tu comentario. Y para nada llega a destiempo! Efectivamente, los problemas con el sueño yo sigo convencida que han venido con la retirada del pañal. Después de escribir el post se normalizó, pero en Navidad le retiramos el chupete también (se le estaban empezando a descolocar todos los dientes) y volvimos a vivir un retroceso en nuestras noches que ya está solventado del todo, exceptuando que nos tenemos que echar todas las noches con él hasta que coge el sueño. Gracias por tus consejos!!

  13. Hola Alicia, ¡ Cuánto te entiendo! Nosotros vivimos esas mismas noches desde el principio de los tiempos ( cuando nació mi hijo), y hemos probado de todo (menos Estivillizarle). Dejarle una luz encendida, dormirle y luego pasarle a su cuna, dormirle en su habitación con nosotros en el suelo hasta que se queda dormido, agotarle hasta el infinito y más allá…Esto último no lo recomiendo, porque al final los que acabamos cansados hasta el infinito somos nosotros y sabemos que luego nos queda por delante una noche toledana…
    Lo único que a nosotros nos ha ayudado a descansar es el colecho, pero colecho del duro. Empezar la noche los tres juntitos y terminarla los tres juntos. Hemos recibido opiniones de todo tipo, pero ya hemos asumido que nos queda tiempo por delante hasta que las noches se normalicen o sean lo que nosotros esperamos, y mientras tanto necesitamos dormir.
    Al menos, si habéis llegado a conocer las mieles del descanso nocturno, ha sido cuestión de tiempo volver a saborearlas.
    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


cuatro + = 8