Niños y niñas, ¿iguales?

foto-futbolSoy de una generación en la que las niñas hacíamos costura en el colegio y los niños marquetería. Una generación en la que a nosotras solo nos regalaban muñecas y a los niños coches; si alguno osaba a pedir una cocinita, era reducido inmediatamente con un capón, y más de lo mismo para la niña que  pidiera un camión por Navidad.

El caso es que yo siempre quise educar a mi hijo en la igualdad, no absoluta, porque opino que, afortunadamente, hombres y mujeres somos diferentes; pero sí que al menos él tuviera la libertad y capacidad de elegir con qué y a qué quería jugar, sin dirigirle los gustos hacia uno u otro lado. Vamos, lo normal de toda madre de andar por casa hoy en día.

Pues bien, debo decir que he tenido que rendirme a la evidencia: por mucho que lo intentemos, somos completamente diferentes y siempre lo seremos. A día de hoy, Martín solo quiere jugar al fútbol y a los coches. También le encanta pintar, hacer construcciones, pegar pegatinas, etc… pero fútbol y coches son sus grandes pasiones. Da igual que tenga su sillita de bebé tan mona ella y su cubo y su fregona último modelo. No les hace ni caso. Prefiere pasarse al día, desde que se levanta hasta que se acuesta, entrenando para el Mundial, conduciendo una moto imaginaria subido al carro de la compra en el súper (con guantes y todo, los de plástico de la frutería) o maltratando a cualquier muñeco.

Pero lo peor de todo, lo que a mí más me flipa y me parece increíble, teniendo en cuenta que nadie le ha dicho lo que tiene o no tiene que hacer, es que… ¡¡¡no quiere jugar con mujeres al fútbol!!! Solo consiente hacerlo con hombres. Su papá del alma, un primo o cualquiera de los dos abuelos le sirven para chutar, mientras que a mi madre la ha llevado de la mano de vuelta a la cocina (literalmente) cuando ha intentado dar unas patadas al balón y a mí me chilla enfadado en el parque “mamá, noooooooooooo; mamá a sentá con  abrigoooooooooooo; papá síiiiiiiiiiii”. Aunque cuando no está ninguno de sus ‘favoritos’ se conforma con lo que hay. Y si le preguntas “¿ahora ya quieres jugar con mamá?”, se hace el orejas de mala manera hasta que aparece de nuevo papá y te vuelve a echar al grito de “mamá noooooo, papá síiiiiii”. Y hala, castigada de vuelta con los abrigos.

¿Son todos así o me ha tocado el más machista por naturaleza? ¿Y las niñas quieren jugar con coches o solo muñecas?

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

6 comentarios en “Niños y niñas, ¿iguales?

  1. Hola!!

    Yo también tengo un niño pequeño (ahora tiene 21 meses) y he notado que desde que cumplió el año y medio allá por navidades, sus juegos son mucho más “masculinos”.
    Ahora sólo está interesado por jugar a la pelota y con coches. Ir por la calle es una diversión, sobre todo si hay motos, furgonetas, camiones o autobuses. Los medios de transporte son su mayor obsesión ahora mismo!!
    En la guardería tiene acceso a muñecas, cunitas, cocinitas… pero pocas veces lo he visto jugando con algo de esto!
    Supongo que nuestro deber como padres es que jueguen felices (independientemente de a qué quieran jugar), y que aprendan a respetar a los niños que quieran jugar con la cocinita y las muñecas, y a las niñas que se mueran por chutar un balón o jugar con coches!!
    🙂
    Por un mundo más tolerante!
    Abrazos

  2. Hola!!! Te sigo desde que comenzaste con el blog en el embarazo ya que tenemos los niños con una semana de diferencia (el mío es del 27) y te tengo que decir que sí, que es por naturaleza que les encanta los coches, las motos y el fútbol. Mi marido es mas del mundo del motor que de balones pero ha este le ha dado por todo, eso sí lo mismo le da jugar conmigo que con su padre, mientras que juguemos…

    La verdad es que alrededor tiene primas y cada vez que estamos con ellas le encanta jugar a cocinitas, a limpiar o con las muñecas, y viceversa, a las niñas les encanta jugar con las motos y tractores, pero luego en casa el mío no es de pedir esos juguetes, prefiere de niños, yo creo que es instinto lo que traen, jejej!!!
    Eso sí, nunca le he negado que juegue con cosas de niñas, como bien dices tienen que crecer con todos los estímulos posibles, sin discriminar los juguetes alegando que es para niñas o niños. Un día leí un título, algo parecido a que “si quieres que tu hijo sea buen padre, déjale jugar con muñecas”, o algo así, no sé me pareció bonito.

    Un abrazo y sigue así, me encanta tu blog!!! Besos y hagamos que nuestros hijos sean felices, sin importarnos nada más 😛

  3. Hola Alicia,
    Yo he llegado a la conclusión de que hay cosas y juegos que se llevan en los genes. Totalmente de acuerdo con lo que dices, jamás he puesto barreras a los juegos de mi hijo, sin importarme si eran más propios de niño o niña, pero aun asi, el mío vive pegado a su balón, jamas se lo hemos inculcado ni fomentado, pero con pocos meses descubrió su primera pelota y hasta hoy. Llama la atención por como juega con sus dos años escasos, y todo el mundo me dice eso de “te quitará de trabajar” y yo pienso, si, me quitará horas llevándolo a entrenar si sigue así… Y si, le sirve cualquiera cuando no queda otra, pero si está su papá u otros niños, las mujeres no existimos.
    Me encanta leerte. Un saludo

  4. Hola.
    Yo tengo 2 hijos, uno de 4 que ya esta mucho más ligado a los juegos con su papá que conmigo, y uno de 1 año 3 meses, el cual está en la etapa de transición, ya no juega tanto conmigo y se está empezando a acercar a los juegos que tiene mi hijo mayor con mi esposo. Creo que como dicen, todo va en los genes, son hombres y se entienden jejejeje. Saludos. Muy bueno tu blog.

  5. Hola,

    Mi nena de 22 meses debe de ser la excepción pues a ella le encantan los coches, en particular los autobuses… TODO lo relacionado con ellos… y además jugamos mucho al fútbol con ella, cada vez que ve un balón quiere chutar sin importar quien esté jugando con él balón. Peroooo! Pero, también le encantan la muñecas y el color rosa. Tengo un “tomboy” en casa?! Nooo! Es que va a la guardería desde los 9 meses y allí les enseñan a jugar en grupo y ¿qué mejor deporte para compartir en equipo que el futbol? Y lo del autobús le viene del hecho que yo siempre la he tenido que pasear mucho en autobús. Realmente creo que los niños juegan al fútbol con los papás porque siempre han sido ellos quienes han jugado con ellos y no nosotras… los peques sólo imitan lo que ven y en el parque no veo muchas niñas jugando al fútbol, bueno sí, la mía! :)))

    1. Hola Eleonora! El mío también lleva mucho tiempo en la guardería y juega en grupo pero, en su caso, la cabra tira al monte y, aunque tiene muñecos, sillita para bebés, cubo y fregona, él acaba siempre con el balón y los coches. Ah, y también le vuelve loco el autobús y los trenes! Un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− dos = 5