Ropa, ropa, ropa y más ropa

ropa_invierno

Algunas de las ‘cositas’ que le he comprado a Martín…

HELP, I NEED HELP! Cuando estaba embarazada y me dijeron que venía un niño pensé que no iba a tener muchas opciones a la hora de vestirle y, en consecuencia, no gastaría mucho dinero en ropa. ¡JA! Quien quiere, puede. Y yo, que soy una enferma, he descubierto que hay infinitas posibilidades, combinaciones y sitios con ropa preciosa también para niños.

Con lo cuál, tengo a Martín convertido en una pequeña Carrie Bradshaw, no porque le vista de mujer, sino de tanto zapato, pantalón, camiseta, jersey y abrigo que tiene. Looks clásicos, deportivos, hipsters… pa’todo da mi mente consumista.

Pero, ¿qué pasa luego, cuando se me baja la adrenalina de las compras? Que, como comenté en este post, los pies que ayer a las 5 de la tarde cabían en un número 21, hoy han crecido dos tallas. Y yo, además de replantearme lo que le doy de cenar a este chico, me tiro de los pelos y me siento una madre nefasta al calcular tan mal las tallas y, sobre todo, las necesidades.

Por no hablar de pantalones y camisas de vestir que usa una vez como mucho, primero porque para ir a jugar al parque no le voy a poner de punta en blanco, y segundo porque por seguir el consejo de mi madre (“no le compres la ropa tan grande, hija, que luego parece un payaso”),  al tercer fin de semana ya no le vale nada. Y es que esa es otra: de lunes a viernes lleva uniforme a la guardería y, por tanto, solo lleva ropa de calle sábados y domingos.

Cada comienzo de temporada me prometo lo mismo. Voy a ser moderada con la ropa. No voy a dejarme llevar por si algo es bonito o porque estoy convencida de que la vida de mi hijo no será la misma si no le compro esa cucada. Solo debo comprar cosas que le hagan falta…. Y he aquí el resultado: estamos en octubre y ya tenemos 5 pares de zapatos para pasar el invierno  (5, por favor!), dos abrigos, pantalones, petos, camisas, jerseys…

¿Algún terapeuta en la sala?

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

2 comentarios en “Ropa, ropa, ropa y más ropa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


nueve − 2 =