Misterios sin resolver

Imagen: zapatos.org

Imagen: zapatos.org

Hay varias cosas que me tienen alucinada de los niños. Cosas que me parecen misterios dignos de un programa de Iker Jiménez. Sin ir más lejos: ¿cómo es posible que les crezcan los pies a esa velocidad de vértigo?

No me flipa cómo crecen ellos en general. A mí me tiene loca ese crecimiento podal, en absoluto proporcional con el resto del cuerpo y que hace que en dos meses cambien dos veces de talla de pie. No ganamos para calzarle. Con apenas año y medio tiene casi más zapatos que yo y muchísimos más que su padre.

También me resulta incomprensible cómo pueden entenderte tan bien cosas como “vete a ese armario de la cocina, abre la puerta izquierda y coge los gusanitos que hay detrás de las latas de conservas” y que luego se te queden mirando como si hablaras chino mandarín cuando les dices “ven a ponerte el pantalón” mientras lo agitas delante de su cara. Menudos pájaros.

Por no hablar de esa bipolaridad de la que hacen gala, al menos el mío, que me tiene asombrada con su capacidad para montar un drama griego, llorar, patalear y un segundo después, qué digo un segundo, una milésima de segundo después, transformarse de nuevo y empezar a reírse como un loco, o  a aullar o a mascullar palabras que no entiende nadie.

Sin-título-1Porque esa es otra. ¿Qué dicen en su idioma, que yo pensaba que era completamente inventado, hasta que me di cuenta de que lo entienden otros niños? Porque entienden, vaya si entienden. Si se contestan y todo. Ayer, ante una de sus parrafadas, me dijo mi tía “bueno, tú que eres su madre, sabes lo que está diciendo” y yo “sí, sí” por no quedar de idiota, pero confieso que, más allá de “agua”, “galleta” y “plwedodTa” (esto último he decidido yo que es “pelota”), no me entero de nada.

Y por último… ¿cómo pueden estar muertos de sueño antes de cenar, durante el baño, la cena, etc… tú frotándote las manos diciendo “qué rápido va a caer este y qué bien me va a sentar la peli que me voy a meter entre pecho y espalda mientras ceno” y en cuanto huelen las sábanas de la cuna se activan como si tuvieran una sobredosis de azúcar?

Si alguien tiene la respuesta a alguna de estas preguntas, que venga y me la cuente.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

11 comentarios en “Misterios sin resolver

  1. Jajajaja, son increíbles!! Me encanta tu blog,lo sigo desde que me quedé embarazada y me río muchísimo. Hoy me he acordado de aquel post en el que salisteis a comer con unos amigos y Martín se hizo pis, te manchó a ti,al padre. .. porque Pablo hoy se ha hecho caca en pleno centro comercial y ni te imaginas dónde llegó, un numerito. …
    Un besazo enorme y sigue escribiendo! !!

  2. A mi lo del crecimiento de los pies también me sigue asombrado,mi hijo además largo tiene el pie muy gordito,así que despues de comprarle 3 pares de sandalias en un mes acabé comprándole unas con apenas dos tiras y bastantes amplias y arreando con las mismas todo el verano,que encima el calzado infantil es carísimo.

  3. Hooolaaaa!!!, hoy es el primer día que leo tu blog….y me ha enganchado…..jajajajaja!!! sobre todo porque tengo un bebe(Pol) de 12 meses, acabaditos de cumplir(12 septiembre)…que es exactamente como tú dices. Me ha hecho muchisima gracias lo de las sábanas de azúcar, y que razón tienes!!!! es horrible como se espabilan en la cuna.
    Dicen que los niños que van sin zapatos tienen mas posibilidades y son mas sensibles a percibir las cosas…que son más receptivos y mas abiertos…eso me dijo una muy buena amiga que le pasaron un artículo….así que, no te preocupes por si crecen los pies…de vez en cuando hay que llevarlos descalzo( yo lo hago)….

  4. Me encanta tu blog, con mi nena me pasa igual esta bosteza que bosteza antes de cenar y es poniéndole su pijama se pone eléctrica y dice a correr en su cuna, se tira, grita, canta, jajaja es única y yo acurrucada en la oscuridad muriendo de la risa!!! hasta que al fin cae mi angelita!!!
    Abrazos!!

  5. Hola! es la primera vez que leo este blog, y me ha encantado.
    Tengo un bebe de 13 meses, y estoy totalmente de acuerdo con lo que dices, estamos en esa etapa de no entender nada de lo que hablan, el mismo tiene sus conversaciones, y hasta incluso creo que a veces nos regaña por no entenderlo! jajaja.
    En cuanto al calzado, una odisea… le pruebas hoy las zapatillas y le van grandes, vuelves mañana y le van pequeñas, es increíble!
    Y del sueño, que te voy a contar, cada noche la misma historia… esta en la bañera casi dormido, lo secas, los vistes, se te acurruca… y cuando ya crees que ha caído! boom! se pone en modo híperactivo de arriba para abajo, y con los ojos mas abiertos que un búho! ahh y no le enseñes el “chupe” (por lo menos al mio…. que como solo se lo suelo poner para dormir,ya que nunca ha sido mucho de chupete…) pues como ya sabe de que va el tema, te dice que te lo pongas tu!
    En fin chicas, me alegrara comprartir mas experiencias con vosotras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


1 + cuatro =