Cantajuegos y Baby Einstein: hipnotizadores de bebés

lanaranjamecanica-f1¿Qué tienen los Cantajuegos y Baby Einstein que me dejan al niño como a Alex de La Naranja Mecánica después del tratamiento Ludovico? No tengo ni idea, pero son droga pura. Y dura.

La primera vez que vi Baby Einstein pensé “pero qué es estoooooooooo?”. Imágenes inconexas de pajarillos, animales, molinillos de viento y niños sonriendo, todo mezclado y aderezado con música clásica. Flipé y pensé que el niño iba a apuntar esto en su lista imaginaria de cosas por las que me va a meter al asilo, pero como todos los padres que nos lo recomendaban hablaban de sus virtudes, no seré yo la que se desmarque de lo que hace la masa.

Y cuando él lo vió, flipé de nuevo. Es empezar y ya puede estar arrancándole la cabeza a Epi o matando a golpes la tarima flotante, que se queda quieto parao y no despega la vista de la tele hasta que acaba. Tanto que me da hasta mal rollo, y eso que la ve cuatro veces al mes. Pero, tachadme de la mala madre, hay días en los que vuelves agotada y dices “10 minutos de ‘Baby Einstein’ nos van a venir muy bien a los dos para relajarnos…?”. Aunque confieso también que desde que me he enterado que Disney reconoció que de educativo no tiene nada y es más bien un hipnotizador de niños intento no ponérselo… (mucho).

cantajuego_madridEn cuanto a los Cantajuegos, eso es harina de otro costal. El nivel de excitación que le entra al verlos solo es comparable al que alcanza su padre cuando ve a la morenita de las coletas. Grita, gruñe, salta y a veces hasta me intenta morder la cara (el niño, no el padre). En dos palabras: le encanta. Sobre todo si su madre (yo) lo da todo cantando desaforada ‘El señor Don Gato’ como si estuviera en un concierto de Madonna o bailándole ‘Soy una taza’. ¿Qué tienen? ¿Son los estilismos que llevan, nada apropiados para personas de treintaytantos años, y la voz de niño pequeño que ponen (y que me da mucho repelús)? ¿O es porque todas las canciones van acompañadas de una coreografía diferente, obligándonos a los padres a aprendernos todas y cada una de ellas para entretener a nuestros retoños? Esto me frustra mucho, porque yo me he inventado mis propias coreografías para otras canciones (normalmente también inventadas por mí) y Martín me mira con cara de “Eres una impostora. Y lo sabes”.

No sé que será, pero confieso que yo estoy deseando llevarle a algún concierto a ver cómo reacciona cuando los vea en directo. Y estoy segura de que papá también quiere… aunque por otros oscuros motivos…

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

6 comentarios en “Cantajuegos y Baby Einstein: hipnotizadores de bebés

  1. Pues es verdad, que tienen que los hinoptizas??? Los cantajuegos ya forman parte casi de la familia en nuestra casa. También esta la versión “Plaza Encanto” tambien de los cantajuegos, que mi pequeña ya tiene el DVD casi rayado de tantas veces que dice “ota” y cada vez que se levanta pide “paza encanto”. Se puede pasar la tarde viendolos o escuchandolos mientras juega al mismo tiempo; ya con 20 meses hasta “canta” y te partes de risa como “baila” todas las canciones……. Tambien estoy deseando llevarla a un concierto haber que tal

    Besitos

  2. Jajajaja,me parto contigo.Me encanta leer tú blog porque me siento totalmente identificada.Durante un tiempo los cantajuegos me salvaron la vida por las mañanas cuando tenía que prepararme para llevarlo a casa de los abuelos y llegar a tiempo al trabajo,era del único modo en que se quedaba tranquilamente en la trona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


tres + 6 =